Desayunos lindos

photo-1459789034005-ba29c5783491

Desde que tengo uso de razón, creo que los desayunos son lo más importante para comenzar un día feliz. No es que piense que es la comida más importante del día como muchos dicen. NO. Comer rico es un lujo y comenzar el día así, siempre me hace irme ultra feliz al trabajo.

En general, trato que mis desayunos además de ricos sean lindos, me obsesiona un poco la estética de las comidas, le pongo harta dedicación, por ejemplo tengo una colección de tazones que intercambio, dependiendo los colores de los elementos que coma ese día, los individuales también tienen que hacer juego y parto al super los findes a comprar cuanta cosa rica encuentre y me dure para toda la semana.

Aunque en general mis desayunos de lunes a viernes son un poco más express porque mi horario es el clásico de la mayoría de los chilenos, tengo que estar a las 9 trabajando, aunque a veces me atrase (como la mayoría de los chilenos) y disfruto de una forma más rápida mis manjares mañaneros. Pero los findes son lo mío, me dedico a pensar el viernes con qué me voy a levantar comiendo, sábado y domingo son seguro días de festín en el desayuno.

Hace algún tiempo viajé a Tailandia y Japón y me encontré con que sus desayunos son como almuerzos, me complicó bastante, porque jamás logré adaptarme a comer arroz frito al desayuno o tomar sopas con fideos, raro! Al final terminaba a esa hora en el minimarket buscando algo occidental para suplir mi necesidad am, que solo podía ser llenada con algún alimento que mi cerebro reconociera como un elemento clásico de mi desayuno, finalmente encontré un yogurt de una marca asiática tipo Soprole y unos muffins con sabor “pasable”.

photo-1424847651672-bf20a4b0982b.jpeg

Hace un par de años llegaron a Chile los Brunch (mezcla entre breakfast y lunch, porque se come justo en medio, aunque cuando como así jamás puedo almorzar).

Son increíbles, me pone de tan buen humor ver una mesa bien armadita, con diferentes tipos de comida, me alegra el día, lo mejor es juntarse con amigos a disfrutar de momentos como este, hasta me compré una wafflera (que la pedí por todos los medios para mi cumple, pero terminé comprándola yo) que me hace muy feliz y bueno, no solo la ocupo para mis desayunos, también son parte de mis onces, los accesorios alrededor del mundo de la cocina son miles,  los famosos Mason Jars, son perfectos para cuando quiero disfrutar de unos exquisitos smoothies, las bombillas con diseño para complementarlos y los tazones “onderos” con mensajes “choros” o los cubiertos dorados y vajilla con ilustraciones de otro mundo. Todo para darte un gusto que te puede hacer partir con el pie derecho el día y sí cuidado con las calorías y todas esas cosas, pero disfrutemos también, disfrutemos de la hermosa comida que nos entrega el mercado.

Tú cómo disfrutas los desayunos??

 

 

 

Advertisements